Sugerencia
Subscribe to the Subscribe
And/or subscribe to the Daily Meditation Newsletter (Many languages)
Print   pdf Pdf
                         Diaspora      rss 

La meditación, lo eterno y el amor

Cuarto Charla pública en Brockwwod Park, 1979

30 Noviembre 1979

Esta es la última charla o reunión juntos. No sé muy bien de qué hablar, ¡ese es un buen comienzo! Creo que debemos ser realmente serios, tomarnos la vida como un todo y no sólo lo que nos satisface, lo más conveniente, lo más rentable o agradable Porque la vida es un asunto tan complejo, con todas sus dificultades, luchas, conflictos, y las muchas presiones y exigencias sobre la propia vida de uno. Parece que tomamos un punto de vista particular o elegimos el más satisfactorio y lo perseguimos. Aparentemente, nunca tomamos la vida como un todo, nuestra educación, nuestros trabajos, nuestra manera de vivir, nuestras relaciones, el amor, sea cual sea el significado de esa palabra Quizás deberíamos investigarlo esta mañana, y si hay la posibilidad de vivir una vida realmente buena.

La religión a lo largo del tiempo ha tenido una enorme importancia en nuestras vidas. Uno puede descartarla, puede decir de que todo es un sin sentido, superstición, pero el hombre, el ser humano en todo el mundo ha buscado o investigado si existe algo más allá de toda esta excitación sensorial, placeres sensoriales, el sexo y la monótona rutina de la vida. Esta pregunta siempre ha estado presente. Cuanto más serio es uno, cuanto más profundamente explora su propia vida, es inevitable preguntarse si existe algo más grande, que esté más allá de esta existencia con sus complejidades, con su aburrimiento, con su soledad. Espero que esta mañana seamos lo bastante serios para poder mirar eso.

Si puedo pedir y señalarlo, por favor,no conviertan est lugar en centro turístico, en un lugar donde vienen diez días y lo convierten en un ya saben, todo eso. Por favor, no lo hagan, no merece la pena. Existen otros lugares donde pueden pasarlo mucho mejor, y si toman drogas y todo eso, no vengan aquí, no vale la pena. Así que, ¿cómo podemos, como seres humanos, afrontar este tema? ¿Entienden? ¿Cómo empezaremos a investigar si existe algo mucho más grande, algo realmente perdurable, algo que sea muy inamovible, algo que no sea transitorio, que no cambie según las circunstancias, según las culturas, etc.? ¿Cómo empezaremos a investigar esta cuestión que el hombre, que los seres humanos en todo el mundo han buscado desde tiempos inmemoriales? ¿Verdad? ¿Podemos investigar eso juntos?

Si lo hacemos, lo primero es mirar cómo escuchamos no sólo lo que otros dicen, sino escucharse a sí mismo, escuchar todos los pensamientos, todas las emociones, los problemas y las ansiedades, escuchar sin ninguna distorsión, sin ninguna dirección, sólo escuchar como escucharían un concierto precioso . De manera que uno empiece a descubrir a medida que que escucha, las distorsiones de la mente o del pensar en su actividad, cómo deforman la realidad. ¿Entienden? Porque el pensamiento siempre busca más y entonces se aleja de la realidad.

De modo que podríamos esta mañana, como ya dije, no sabía de lo que hablaría esta mañana, pero como hemos empezado con esto, podríamos esta mañana escuchar no sólo a quien les habla, lo cual no es realmente muy importante, quien les habla sólo actúa como espejo en el cual uno se ve a sí mismo, y si se observan a sí mismos entonces el espejo pierde toda importancia, entonces pueden romperlo, tirarlo, enterrarlo o lo que quieran. Y bien, ¿podemos esta mañana investigar juntos este enorme y complejo problema del significado de la vida, y si existe algo más allá del tiempo, más allá del mañana, más allá de la enorme carga de la memoria? Ver si existe algo más grande que la simple superficialidad de la existencia sensorial. Para investigarlo debemos tener cierta cualidad de libertad, no estar apegos a ninguna experiencia particular, a ningún anhelo o, buscar algo más. Porque se estarán alejando del acto de observar, ¿de acuerdo? ¿Podríamos por favor, hacer eso esta mañana?

Es decir, investigar eso que llamamos « religión ». Hemos investigado lo que es el miedo, el placer, el sufrimiento y un poco de toda esa cuestión de la muerte, y ahora creo que también debemos investigar seriamente esta cuestión de lo que es religión porque el hombre ha vivido para eso. El hombre se ha interesado, ha tratado de encontrar algo más allá de lo normal, que no sea anormal que no sea neurótico, algo que esté más allá de lo que sucede en realidad, del dolor y de la agonía real, de la ansiedad real, de las demandas sensorias sexuales y sus experiencias, ver si existe algo más allá, ¿entienden? Esa ha sido la búsqueda del hombre, y a eso se ha llamado la « búsqueda de Dios », de la « verdad », búsqueda en de diferentes formas, en Asia lo llaman Nirvana, Moksha, liberación y demás, iluminación. Esta ha sido la constante y profunda demanda de las personas serias. Pero ha quedado atrapado es esa búsqueda, se ha unido a una religión y la ha abandonado, entonces ha ido a otra y también la ha abandonado, así, ha quedado atrapado en varias trampas en esa búsqueda. Al final de su búsqueda, cuando está a punto de morir, dice: «No he encontrado nada», ¿entienden? «He estado con este o aquel gurú, en este templo, en esa iglesia, he seguido a diferentes sacerdotes supersticiosos y cascarrabias, etc.» Al final de todo, cerca de la muerte, se da cuenta de que no hay nada, sólo cenizas. Así que, ¿podríamos en nuestra búsqueda, si somos serios, abandonar todo esto? Porque todas las religiones organizadas por el hombre han sido creadas por el pensamiento, y como dijimos el otro día, el pensamiento es limitado porque se basa en conocimiento y al conocimiento va siempre acompañado de ignorancia. No existe el conocimiento completo, ¿de acuerdo?, por eso el pensamiento tiene esa cualidad de ignorancia, porque el pensamiento nace del conocimiento, de las experiencias, y por tanto, siempre es imitado. Todas las cosas que el pensamiento ha creado, las iglesias, los avances tecnológicos, la ciencia, la literatura, las pinturas y los adornos en las iglesias, en los templos, en las mezquitas, todo es obra del pensamiento, De eso no hay duda. Pueden decir que lo hizo el « salvador », pero, aún así, es la actividad del pensamiento, etc. ¿Podríamos ver eso con total claridad, no verbal ni intelectualmente, ni tampoco siendo persuadidos, sino ver este hecho de que todo lo que el pensamiento crea, aunque ilusorio, es una realidad. Esperen un momento, voy a investigarlo. Empleo la palabra « realidad » en el sentido de « esto es real », el micrófono en frente de esta persona está ahí, es real, pueden tocarlo. Las cosas que el pensamiento ha creado, que ha llamado « religión » y que ha organizado, aquello que llamamos « religión » es una realidad. Así como el ritual es una realidad, las diversas y extravagantes túnicas que llevan son reales, todo eso es real, los símbolos, las ideas, son reales, ¿no es cierto? También lo son las ilusiones porque el pensamiento crea ilusiones, ¿están siguiendo todo esto?

Así que las ilusiones, las ideas extravagantes, todos los rituales, todo lo que el pensamiento crea es real. Las armas, los submarinos, ir a la luna, etc., todo eso forma realidades. Pero se trata de una realidad creada por el pensamiento, ¿no es cierto? El pensamiento no ha creado la naturaleza, la naturaleza es un hecho, es real, pero no es un producto del pensamiento. Sin embargo, el pensamiento puede utilizar la naturaleza, hacer una silla que se convierte en una realidad, ¿de acuerdo?

Ahora bien, al investigar esta cuestión de lo que es religión, de si existe algo más allá, uno debe distinguir entre lo factual, la realidad La realidad abarca las ilusiones ¿Entienden todo esto?, y la naturaleza. Estos son realidades, pero el pensamiento no ha creado la naturaleza. De modo que si uno tiene muy claro ese asunto, entonces podemos proseguir para averiguar: esta búsqueda humana de algo infinito, más allá del tiempo, ¿es una creación del hombre, del pensamiento o existe algo que no sea producto del pensamiento? ¿Están siguiendo todo esto?

Por favor, estamos investigando juntos, tengan siempre presente este hecho central, que estamos investigando juntos, no se trata de aceptar lo que dice quien les habla, él no tiene ninguna autoridad. Así, ustedes y yo estamos seriamente comprometidos con esta investigación. Pueden dejarla en cualquier momento, eso estará igualmente bien. Pero cuando empiezan a investigar vayan tan lejos como puedan. probablemente, su propia mente no tenga la suficiente fuerza o la suficiente claridad. Por eso, dije al principio que uno debe escucharse a sí mismo y ver donde está bloqueado, si está apegado a una experiencia, a un deseo, etc. Uno debe descartar todo esto si quiere investigar, y en ese investigar debe haber libertad para observar. No pueden decir: «Bien, creo en Dios, en Jesús, en Krishna» o en lo que sea e investigar a partir de ahí, no pueden, eso es hacer trampas. Pueden hacerse trampas a sí mismos, pero si investigan seriamente, deben jugar el juego.

De modo que, ¿existe algo que no sea un producto del pensamiento? ¿Entienden? Es decir, ¿existe algo más allá del tiempo? Por favor, vayan despacio, empezaremos a mirarlo. Estamos acostumbrados a esa idea de evolución, empezando por la evolución física. Así, la semilla, la bellota de la que nace el roble, esto requiere mucho tiempo, muchísimos años, y ese mismo concepto o realidad se asume en lo psicológico. Es decir, psicológicamente uno necesita tiempo para aprender, para comprender, ¿verdad?, para captar aquello que es mucho más avanzado. Así que estamos acostumbrados a la idea de evolución, de tiempo ¿no? Debemos tener muy claro si existe realmente el tiempo psicológico. El tiempo físico existe, por favor, deben prestar un poco de atención a eso si están interesados en investigar. El tiempo físico existe, para ir desde aquí hasta la casa se tarda exactamente tres minutos, el tiempo físico es necesario, para ir desde un punto a otro punto eso es tiempo para cubrir cierta distancia.

Ahora bien, hemos asumido ese concepto, esa conclusión en lo psicológico: soy ignorante, uno es ignorante, uno no sabe, no me conozco a mí mismo, necesito tiempo. Sin embargo, ese tiempo psicológico lo crea el pensamiento, pero ¿necesitan realmente tiempo para estar libres, digamos, por ejemplo, de la avaricia? Lo estoy tomando como ejemplo. ¿Necesitan realmente tiempo? O sea, necesitan días, siendo el tiempo el futuro. ¿Necesitan el futuro, tiempo, para estar libre de los celos o de lo que sea, ansiedad, avaricia, envidia? ¿De verdad necesitan tiempo? No, no, no muevan las cabezas, estamos acostumbrados al tiempo. Cuando digo: «Lo superaré», ese « superaré » es tiempo, ¿entienden? Me pregunto si lo entienden. No se sorprendan tanto,

porque nuestro hábito, nuestra tradición, nuestra manera de vivir dice: «superaré mi enojo, mis celos, mi sensación de insuficiencia», etc., y así la mente se ha acostumbrado psicológicamente a la idea del tiempo, del mañana o de muchos mañanas. Ahora estamos cuestionando eso, ¿Entienden? Estamos diciendo que no es necesario, que el tiempo no es necesario para liberarse de la avaricia, ¿de acuerdo? Es decir, si son codiciosos y están libres del tiempo, el mañana no existe, lo afrontan, actúan, hacen algo ahora. ¿No sé si están entendiendo todo esto? Psicológicamente el pensamiento ha inventado el tiempo como un medio de eludir, como un medio de posponer, como un medio de recrearse en lo que ha hecho. No sé si ustedes siguen todo esto, ¿lo hacen? El pensamiento psicológicamente ha inventado el tiempo debido a su pereza, etc.,

entonces, ¿puede uno liberarse de la idea del mañana psicológico? Por favor, investiguen, mírenlo, observen su propia ansiedad o lo que sea, su complacencia sexual, si quieren vean eso o si piensan que a través de cierta actividad sensorial llegarán hasta donde se proponen llegar, pero ese querer llegar es el movimiento del tiempo. ¿Pueden ver esa verdad y que la misma percepción termine con ello? ¿Me pregunto si lo han captado? ¿De verdad? ¿Lo están haciendo a medida que hablamos ..o sólo es una idea?

Así que la mente investiga el tiempo, lo cual es muy complicado, y para ser breves, el concepto del mañana como medio para eliminar lo psicológico es una ilusión. Por tanto, lo único que existe es percepción y acción sin intervalo de tiempo. ¿Me pregunto si entienden todo esto? Uno ve el peligro del nacionalismo, el peligro, como consecuencia de las guerras, etc., esa misma percepción es acción y el fin del sentimiento de estar apegado a un grupo particular, ¿no? ¿Lo están haciendo? Cuando cada noche la televisión dice: «británicos, británicos, británicos», o «franceses, franceses y franceses», ya sea que uno esté en Francia, etc., ver que esa división genera desastres y que luego decimos:«Necesito tiempo para liberarme del condicionamiento que desde la niñez tengo de que soy británico, esto o aquello», verlo sin la idea de tiempo y, por consiguiente, actuar, ¿Entienden? Espero que lo hagan. Entonces termina el conflicto, ¿entienden?, termina esa lucha de que debo ser libre. ¿Lo estamos viendo juntos? Puedo ver que ustedes no lo están, porque esto exige realmente una mente muy seria, una mente que diga: «quiero descubrirlo».

De modo que la meditación es el fin del tiempo, ¿entienden? ¡Oh no!, no lo entienden. Eso es lo que justamente estamos haciendo ahora, estamos meditando, estamos meditando para descubrir la naturaleza del tiempo. El tiempo existe, es necesario para ir de aquí hasta allá, pero en lo psicológico el tiempo no existe, descubrirlo es una verdad tremenda, un hecho tremendo, porque implica que han roto con todas las tradiciones, ¿entienden? La tradición dice: «Toma tu tiempo, llegarás a Dios si haces esto o aquello». Eso también significa esperanza, terminar con la esperanza, ¿lo entienden? ¿Me pregunto si lo entienden? Según el infierno de Dante significa el fin de la esperanza, ¿entienden? Mientras que nosotros decimos que la esperanza implica futuro. Es decir, uno está deprimido, ansioso, con la desesperada sensación de falta de plenitud, con la esperanza de avanzar, aprender, ser libre. Pero si ven que no existe futuro en lo psicológico, entonces tratarán con hechos y no con esperanzas, ¿me pregunto si lo ven? Porque la esperanza es tiempo, ¿verdad?

Lo que estamos haciendo al investigar el tiempo es el comienzo de la meditación, es parte de la meditación. Y para averiguar si existe algo más allá del tiempo, más allá, uno no puede cargar con ningún problema, ¿verdad?, pero nosotros cargamos con los problemas, ¿no? ¿No lo hacemos? Problemas personales, problemas colectivos, problemas internacionales, etc. ¿Porqué tenemos problemas? Por favor, pregúntense, ¿porqué tenemos problemas? Sexuales, imaginarios, problemas por no tener trabajo, etc., problemas de falta de plenitud, problemas de decir: «Quiero llegar al cielo y no puedo», todas estas cosas son, ya saben, problemas. ¿Por qué tenemos problemas? ¿Es posible, por favor, escuchen, es posible vivir una vida sin un solo problema? ¿Entienden lo que eso significa? Cuando surge un problema eliminarlo al instante, sin darle continuidad. Darle continuidad es el movimiento del tiempo que crea el problema, ¿me pregunto si lo ven? ¿De acuerdo? Si tengo un problema, si uno tiene un problema, en primer lugar, ¿por qué uno tiene un problema? ¿Qué es un problema? Un problema es algo que no han comprendido, que no han resuelto, terminado, pero que les preocupa, les inquieta, no pueden comprenderlo y luchan y forcejean día tras día, tras día, tras día. Así que este proceso nubla la mente, ¿entienden? Ahora bien, si no hay tiempo, ¿siguen?, no hay problema. ¿Me pregunto si lo ven? ¿Lo ven de verdad, realmente con su corazón y no con su mente sino con su corazón? ¿Ven que el hombre o la mujer que tienen problemas están atrapados en el tiempo? Pero cuando surge un reto, si la mente está libre del tiempo, lo afrontará de inmediato y terminará con ello. ¿Me pregunto si lo ven? Cuando introducen la idea del tiempo, dicen: «Lo resolveré, necesito tiempo». Ese movimiento lejos del hecho es el problema. ¿Se están quedando dormidos? Si vamos a investigarlo, no debe haber ningún problema, es decir, la mente tiene que estar libre para mirar, ¿de acuerdo?

Los problemas aparecen cuando no comprendemos nuestras relaciones, ¿no es verdad?, ya sean íntimas o impersonales. Debido a que no comprendemos las relaciones ni vemos su profundidad o su inutilidad, seguimos con ellas. Según parece nunca hemos resuelto este problema de la relación, ¿no es cierto? Ya lo saben, ¿verdad? ¿Por qué? ¿Es por qué aman y no son amados? ¿Es eso un problema? Vamos, señores, es un problema. O Ustedes aman y el otro no ama, ¿es eso? O en su relación con otro son posesivos, son dominantes, ya saben, dependientes, quieren algo de ella o de él, sexo, placer y satisfacción. El otro día alguien le dijo a quien les habla, «Si me voy, ¿quién me lavará la ropa? ¿Entienden? ¿Me pregunto si lo entienden?

Y bien, ¿qué es la relación más allá de haberla convertido en un tremendo problema? Es estar relacionado con otro, relación quiere decir estar relacionado con otro, con uno, con muchos o con toda la humanidad, ¿de acuerdo? Con uno, con muchos o con toda la humanidad, ¿entienden? ¡Oh, no!, no lo entienden. ¿Por qué no hay paz en la relación, una profunda comprensión de uno con otro lo cual da origen al amor, ¿entienden? ¿Por qué no existe? Esa relación entre dos personas, hombre y mujer, cuyas relaciones sexuales llaman amor, ¿verdad? ¿De acuerdo? ¡Oh, por el amor de Dios!, no seamos hipócritas, afrontemos estas cosas, eso es lo que llamamos amor, ¿es eso amor O es la exigencia de satisfacción sensual, necesidad de compañía, necesidad que surge de la soledad, una necesidad que dice: «No puedo estar solo, no soporto esta inmensa soledad, por eso necesito a alguien de quien pueda depender»? Me refiero a todo lo psicológico, porque todos necesitamos al cartero, al mozo que atiende, etc. Pero en lo psicológico, en la relación entre hombre y mujer, ¿porqué existe esta tremenda división? ¿Entienden? Y ¿somos conscientes de ella? Nos damos cuenta de esa gran división entre uno y otro que decimos que amamos. ¿Es necesario investigarlo, es necesario? Según parece lo es, muy bien.

¿Han observado que entre dos personas, sus pensamientos y sus sentimientos nunca son iguales? ¿Sí? Una es ambiciosa y la otra no lo es, una es agresiva y la otra no lo es, una es posesiva y la otra no lo es, una es dominante y la otra es dócil, ¿qué significa esto? Cada una está interesada en sí misma, en su actividad, ¿verdad? ¿Están siguiendo? Obsérvense a sí mismos, se centran en sí mismos y la otra persona también está interesada en sí misma, de manera que hay división, y donde hay división hay pelea, tiene que haber antagonismo, tiene que suceder todo tipo de cosas entre nacionalidades, cuando hay división y caos, ¿cierto? A esta división la llamamos « amor », ¿cierto? No se dan cuenta. De manera que para investigar algo que está más allá del tiempo, debe haber un sentido total de relación que sólo se da cuando hay amor, ¿de acuerdo? Como es obvio, el amor no es placer, ustedes lo degradan, ¿no es cierto? El amor no es deseo, el amor no consiste en cumplir sus exigencias sensoriales, ¿están siguiendo todo esto?

De manera que sin amor, hagan lo que hagan, hagan el pino o se sienten en meditación con las piernas cruzadas el resto de sus vidas o se pongan túnicas elegantes, hagan lo que hagan, sin esa cualidad no hay nada. Si quieren encontrar algo más allá del tiempo, es necesaria una completa y correcta relación, de manera que no existan problemas. Y también esa cualidad de gran afecto y de amor, que no es el resultado del pensamiento, ¿de acuerdo?, eso debe existir.

Entonces podemos seguir con la investigación. Se dan cuenta lo difícil que es. Porque la mayoría somos tan permisivos con nosotros mismos La mayoría somos tan mezquinos, ¿verdad?, tenemos miras tan pequeñas. Así, la mente debe liberarse de todo este egoísmo ..y esos movimientos de ansiedad, ¿cierto? Porque eso crea el problema y cuando la mente tiene problemas no puede ver con claridad. La mente que está parloteando sin cesar, esa mente no tiene paz, ¿no es cierto?

Entonces surge el problema: ¿cómo detener este parloteo? ¿Entienden? Escuchen cuidadosamente. Se dan cuenta de que su mente parlotea, entonces dicen: «¿Cómo voy a detenerla?». En el momento en que se hacen esa pregunta ya ha introducido el elemento tiempo, ¿me pregunto si lo ven? ¿Sí? Por eso el « cómo » significa tiempo, y como se preguntan « cómo », otros inventan un sistema, un método, una práctica, se visten con una túnica amarilla, azul o del color que sea. Por tanto, vean el parloteo de la mente y que no son diferentes de este parloteo, su mente está parloteando y su mente son ustedes. De manera que cuando tienen esa base, esa misma verdad de que uno y el problema son uno, de que uno y el parloteo son uno, entonces termina todo esfuerzo por cambiar, entonces afrontarán el hecho de que su mente está parloteando, que ustedes están parloteando, y cuando observan de esa manera, ¿qué sucede? En esa observación disponen de toda su energía para observar, de esa energía que malgastaban al decir: «¿Cómo puedo detenerla?». ¿Entienden? ¿Me pregunto si lo entienden? ¿Podemos continuar?

Así que la dificultad es, ¿puede la mente, es decir, la mente incluidos los sentidos, los sentimientos, las reacciones, las emociones, el intelecto, todo eso es la mente, ¿verdad?, puede esa mente, incluyendo el cerebro, puede esa mente estar en absoluto silencio? ¿Entienden mi pregunta? Porque eso es parte de la meditación, generar, como la gente intenta hacer, generar a través de distintos sistemas, métodos, controles, etc., que la mente esté en absoluto silencio, porque sólo cuando la mente está en completo silencio pueden escuchar, pueden ver. Las distintas clases de meditación, la tibetana, la hindú, la sinsentido meditación trascendental, ya saben, la meditación trascendental, esa bonita palabra tan estropeada, ¿verdad?, lo trascendental pierde su valor con todo ese vulgar sin sentido. Todas las distintas clases de meditación han intentando a través del control, de la relajación, de la auto-hipnosis, de la repetición y repetición, producir paz en la mente, lo cual significa, escuchen esto, lo cual significa que se permite que el tiempo intervenga. ¿Entienden? Ahora mi mente no tiene paz, sin embargo, prácticaré, controlaré Tomaré consciencia y con el tiempo la paz llegará, ¿cierto? Pero si se comprende la verdad ese tiempo es ilusorio, no pueden cambiarla y el tiempo no la cambiará, ¿entienden? De modo que deben afrontar el hecho de que su mente parlotea, y si observan un hecho completamente, con toda su energía, el hecho cambia. Lo verán, si lo hacen, lo verán, porque habrán puesto su energía para observar, esa energía que malgastaban cuando intentan cambiar « lo que es ». Miren, ¡les enseñaré algo! Los seres humanos son violentos, ¿verdad?, por distintas razones, no vamos a ver eso ahora. Los seres humanos han inventado la no-violencia, ¿cierto? Pero la no-violencia no es un hecho, ¿están siguiendo? El hecho es la violencia, pero cuando buscan la no-violencia, están persiguiendo un no-hecho, y también persiguiendo o permitiendo el tiempo. Cuando se dan cuentan de que el tiempo no trae el cambio, no genera ningún cambio, entonces afrontan el hecho que es la violencia y no cómo cambiarla. Está el hecho de la violencia. Ahora bien, ¿puede la mente observar el hecho de la violencia sin ninguna dirección o presión, sólo observar? ¿Entienden? Obsérvenla. En esa observación la mente ha reunido toda su energía, ¿verdad? De modo que esa energía es como una luz centrada en esa cosa llamada « violencia », en consecuencia, la violencia desaparece. Por favor, no se duerman.

En la meditación, la cual es el surgir de una mente en absoluto silencio, cualquier clase de esfuerzo es inútil, ¿de acuerdo? ¿Me pregunto si lo entienden? Hacer un esfuerzo para meditar significa tiempo, significa lucha, significa conseguir algo que uno mismo ha proyectado. Por tanto, ¿puede haber una observación sin esfuerzo, sin control? Por favor, escuchen con cuidado. Estoy usando la palabra « control » con muchas reservas porque vivimos en una sociedad permisiva, ¿verdad?, cada uno hace lo que quiere, cuando más idiota mejor, drogas, sexo, vestir prendas sin sentido, ¿siguen?, la dejadez de todo esto. Quien les habla utiliza la palabra « control » en el sentido de que si existe una observación pura no hay necesidad de controlar. No se engañen a sí mismos diciendo: «Sólo estoy observando, de manera que no controlo», y se queden satisfechos, lo cual es un absurdo. A menos que escuchen detenidamente que una mente bajo control, que el control es un producto del pensamiento, que el pensamiento es limitado y que de esta limitación surge el deseo y, por tanto, la mente dice: «Debo controlarme». Una mente así se ha vuelto esclava de una idea, ¿entienden? no de un hecho, sino de un concepto, de una conclusión. Como aquellas personas religiosas que creen firmemente en una cosa u otra, esas personas son incapaces de hablar de algo diferente, de pensar libremente. Quien les habla viajaba en un tren por la India y había un europeo, en realidad era inglés, y un hindú muy culto que estaba en el mismo compartimiento. El inglés le decía al hindú que su religión era un sinsentido, una estupidez, ya saben, siguieron así durante un tiempo, y el hindú, cortésmente, dijo: «Pero usted también tiene sus creencia, ¿no?, cree en Cristo y en la Virgen María». ¡Oh!, respondió el inglés: «Eso es un hecho». (Risas) Ahí terminó la conversación. La mayoría somos así.

Por consiguiente, estamos diciendo que una mente en conflicto, ya sea por el control o por la voluntad, lo cual es deseo, una mente que tiene problemas, una mente que no ha resuelto lo que es una relación y, por tanto, no ama, una mente así es incapaz de ir más allá, ¿entienden? Sólo puede ir hasta donde lo que cree está más allá en su propio círculo, y aunque invente que ha ido más allá, no es así. ¿Verdad? Bien, si somos serios, si hemos llegado al punto de que la mente, todos los sentidos, el cerebro, todas las cosas en las que el hombre ha estado atrapado, se dejan de lado porque está este tremendo sentido de amor con su inteligencia, entonces es posible seguir investigando, ¿de acuerdo? Eso significa que una mente en paz, no sólo paz física, ¿entienden? sino esa quietud que no es necesariamente sentarse en cierta posición, pueden tumbarse hagan lo que quieran pero el cuerpo ha de estar absolutamente quieto, ¿de acuerdo?, No controlado porque entonces se trata de una imposición y eso es conflicto. De manera que la mente al estar libre y, por consiguiente, en completa quietud, puede observar. No es: « estoy observando » ¿entienden?, porque si existe el: « yo estoy observando », hay dualidad, hay separación. Sólo hay observación cuando no está el « yo », ¿me pregunto si ven todo esto? El « yo » se compone de muchas cosas: recuerdos del pasado, experiencias y problemas pasados, problemas presentes, ansiedad, el « yo » es el mí, el usted. Pero si hemos llegado tan lejos el « yo » ahora está ausente, ¿entienden? No es el « yo » quien observa, sino que sólo hay observación,

y bien, ¿qué sucede? Como ven, señores, lo que estamos haciendo ahora es verdadera meditación, esa sensación de investigar, de darse cuenta de uno mismo, de conocer todos los problemas, conocer todos los deseos, las presiones, los conflictos, el sufrimiento, el dolor, todo, ser consciente de todo eso. Y ese darse cuenta sólo puede llegar cuando observan sus reacciones en la relación, ¿cierto? No pueden observarse a sí mismos simplemente yéndose y sentándose bajo de un árbol. Puede que observen algo pero sólo en la relación surgen todas nuestras reacciones. Así que ahora la mente está en un estado en el que no hay problemas, esfuerzo, control, en esencia no hay voluntad porque la voluntad es la esencia del deseo.. No sé si lo han investigado. ¿Cierto? Lo haré, quiero, debo. Eso es deseo, exigir algo que depende del tiempo, ¿cierto? Y para conseguirlo debo ejercitar la voluntad. Pero la mente está libre de todo eso,

si lo han investigado tan profundamente entonces, ¿qué hay allí? El hombre ha buscado algo sagrado, ¿verdad?, algo divino, imperecedero, incorruptible, eterno, no importa el nombre, y dice: «He trabajado, he dedicado mi vida, he comprendido mi vida por completo y ahora, ¿qué hay allí?». ¿Entienden? ¿Qué más hay, qué hay más allá? Porque toda búsqueda debe terminar también, ¿entienden?, Ya que en el momento que buscan ¿cómo saben lo que encuentran? ¿Entienden lo que estoy preguntando? Están buscando a Dios, la verdad o lo que sea que busquen Podría tratarse de su propio placer, sus propios deseos sexuales, podría tratarse de su deseo de acabar con ciertos problemas, etc. Ustedes buscan, y en esa búsqueda están implicadas varias cosas. En primer lugar, cuando encuentran algo, deben reconocerlo, ¿verdad? Esa búsqueda tiene que darle satisfacción, de lo contrario lo descartarán. Tien que solucionar todos sus problemas, pero no lo hará porque usted mismo ha creado esos problemas. Por tanto, la persona que dice: «Estoy buscando», en realidad está bastante desequilibrada porque se está engañando a sí misma. Así que todo eso totalmente terminado, es el fin. Ahora la mente está en silencio absoluto, en en estado de pura observación. Ahora, todo lo que está más allá es una simple descripción, ¿entienden?, sólo consiste en juntar palabras para expresar algo incomunicable, ¿comprenden?

De manera que lo único que se puede hacer es no describirlo sino reunirse con alguien con la misma capacidad, la misma intensidad y en el mismo nivel, ¿entienden de lo que estoy hablando? ¿Qué es el amor? Es comulgar con alguien que tenga esa misma intensidad en el mismo nivel y al mismo tiempo. ¿Entienden? ¿No es así? Eso es amor. No estoy hablando de amor físico, estoy hablando del amor que no es deseo ni placer, Estar en comunión con alguien con la misma intensidad , ¿sí?, con el mismo sentido del tiempo, tiempo en el sentido, ya saben, y con la misma pasión. Eso es amor.

Ahora, si existe ese amor en otro y usted tiene esa cualidad del silencio en la mente, hay comunicación, ¿verdad? sin palabras. Esa comunicación, realmente es comunión, consiste en compartir plenamente algo que no se puede expresar con palabras. En el momento en que se verbaliza, desaparece porque la palabra no es la cosa.

Y bien, al final de estas charlas, cuatro charlas y dos preguntas y respuestas, ¿dónde nos estamos? ¿Dónde está cada uno de nosotros respeto a lo que han escuchado, ¿qué han aprendido?, ¿qué han visto por sí mismos? ¿Son únicamente meras palabras que se llevarán? O hay se da un profundo y fundamental cambio de modo que están libres de todos sus problemas, libres del miedo, y está ese perfume que no puede morir, el cual es amor. Y de esa acción de ahí, surge la inteligencia y la acción, ¿comprenden? Así es, señores.

Cuarto Charla pública en Brockwwod Park, 1979

30 Noviembre 1979

© 2016 Copyright by Krishnamurti Foundations

Sauf mention contraire, le contenu de ce site est mis à disposition
selon les termes de la Licence CC BY-SA 4.0
Web Statistics