Sugerencia
Subscribe to the Subscribe
And/or subscribe to the Daily Meditation Newsletter (Many languages)
Print   pdf Pdf
                         Diaspora      rss 

¿Puedo despojarme del entramado de las palabras?

Primera Conferencias públicas, Brockwood Park, 1978

Sábado 26 Agosto 1978

Krishnamurti: ¡Veo que todos mis viejos amigos están aquí!

Si me permiten pedirles muy cortésmente y con respeto, por favor, no conviertan esto en una fiesta, no es un festival pop, más bien somos un grupo serio no propenso a frivolidades, un grupo de gente responsable y fervorosa, que quieren o desean investigar todo este complicado problema del vivir, y si uno puede señalarlo nuevamente, aquí no hay orador aunque él esté sentado en el estrado, en realidad el orador no existe porque entonces simplemente escucharían al orador y no investigarían realmente por sí mismos. Así que, por favor, si de nuevo puedo sugerirlo muy encarecidamente, no hay un orador sino que estamos investigando juntos, explorando, inquiriendo en ese algo que es la vida con todos sus complejos y variados problemas. De modo que estamos compartiendo esto juntos, aquí no hay orador y quiero que esto quede bien claro, juntos vamos a iniciar un viaje dentro de nosotros mismos, el cual exigirá lo mejor de nosotros mismos.

Casi nunca nos retamos psicológicamente, puede que tengamos retos externos, puede que externamente pidamos mejoras materiales, mejores empleos, mejores escuelas, mejores políticos, externamente,los retos son siempre para mejorar, pero, aparentemente, muy pocos investigamos y nos retamos a nosotros mismos con intensidad tanto intelectual, ética, moral o psicológicamente. Si podemos, juntos vamos a investigar esta cuestión, de retarnos a nosotros mismos profundamente, de exigirnos intensidad intelectual, prefiero no utilizar la palabra « emocional », porque eso tiende a convertirse en sentimental, sino más bien el mayor afecto, el más elevado amor. Y por qué los seres humanos que han vivido durante miles y miles de años, están viviendo cómo lo hacen ahora, confundidos, infelices, desgraciados, inciertos, y en el mundo externo, como uno lo observa, todo empeora más, más y más. Cuanto más producimos, cuanto más usamos las cosas de la tierra, más destruimos el mundo, e interiormente, en lo espiritual, si me permiten usar esa palabra, hemos perdido por completo el concepto más elevado de la religión. Estoy empleando la palabra « religiosa » en el sentido no de una creencia, de un dogma, de rituales ni de una forma diferente de jerarquía o afirmaciones teológicas, sino la de una persona religiosa que carece totalmente del « yo ». Esa me parece ser la forma más elevada de acción religiosa, donde el « mí », el ego, el « yo », no existe, y esa es la mayor inteligencia, la excelencia ética y de la acción.

Así que, si me permiten, profundicemos en estos problemas, de tal forma que no están escuchando a un orador, sino más bien escuchándose y retándose a sí mismos, sin aceptar nada, sino con una gran claridad, con un comportamiento serio y por tanto, excelencia en la acción. Para eso debemos adentrarnos juntos en esta cuestión, de manera que, por favor, se están escuchando a sí mismos, no están escuchando de acuerdo con su particular agrado o desagrado, ambos incluidos, sino escuchando realmente lo que está sucediendo y preguntándonos por qué vivimos como lo hacemos ahora, en esa espantosa, aterradora y destructiva forma que vivir, ¿de acuerdo?

Creo que esta es la pregunta más seria que nos podemos hacer. Externamente todo se está desintegrando, no hay ninguna duda sobre eso, el terrorismo que es la forma suprema de guerra, existen terroristas, naciones divididas, todo eso está sucediendo en el mundo, un gasto de 400 billones de dólares al año en armamentos en todo el mundo; realmente estamos locos. Y teniendo en cuenta todo eso, cada uno de nosotros debe descubrir por sí mismo cuál es la acción correcta en relación con todos estos sucesos externos, qué puede hacer uno que sea correcto, preciso y verdadero. Eso sólo podemos descubrirlo por nosotros mismos, si cuestionamos nuestra forma de actuar, nuestra forma de vivir, nuestro trabajo, ocupación, nuestra relación con los demás, nuestra falta total de claridad al pensar y la negligencia de nuestro pensamiento, para vivir una vida completamente diferente, no basada en el mero placer, en el miedo, etc. Así que juntos vamos a descubrir si podemos, por nosotros mismos las respuestas a todas estas preguntas. Si eso está claro entre ustedes y quien les habla y no hay ningún orador, si realmente tenemos claro aquello que nos interesa, entonces estableceremos cierta relación entre nosotros. Si a todos nos preocupa lo mismo, pero no con opiniones y juicios particulares, ni con teorías intelectuales, sino más bien que juntos, todos estamos interesados seriamente al menos por el día de hoy y los pocos días que estarán aquí, interesados en descubrir una forma de vivir que genere un mundo diferente, ¿de acuerdo?

Así pues, esa es nuestra cuestión. Si vamos a investigar juntos, es obvio que el primer paso es dejar de lado todos nuestros prejuicios personales, nuestros deseos personales, nuestros mezquinos problemas momentáneos, y de esta manera tener la capacidad de investigar libre y profundamente. La capacidad no viene con la práctica constante, estamos hablando de lo psicológico, la capacidad llega cuando hay completo interés y un reto al que deben responder con su máxima capacidad, entonces tendrán esa capacidad de investigar libremente, de otra manera sólo estarán jugando con palabras. Las palabras son importantes porque transmiten cierto significado, pero si las palabras son el motor, si las palabras nos obligan a ciertas conclusiones, a ciertas acciones, entonces el lenguaje, las palabras nos controlan, nos moldean, nos coaccionan. Nuevamente, eso está muy claro, ¿verdad? O bien el lenguaje nos usa o usamos el lenguaje, sin embargo, a la mayoría, el lenguaje nos arrastra. La palabra « comunista » nos produce toda clase de ideas temerosas, no es que los comunistas no sean temibles, si dicen, « soy británico », de inmediato surgen ciertas reacciones. Así que las palabras, el lenguaje nos arrastra, nos moldea, moldea nuestro pensamiento, nuestro comportamiento, nuestras acciones. Si nos damos cuenta de eso, de la esclavitud del lenguaje y si sabemos usar al lenguaje, el significado exacto de las palabras, el contenido y el significado profundo de la palabra, entonces usaremos el lenguaje sin emoción, sin sentimentalismos, sin identificarnos con ninguna palabra, entonces podremos comunicarnos directa y muy simplemente, pero si me aferro a la palabra « hindú » o « indio », y esa palabra moldea mi pensar, mis prejuicios, toda esa insensatez, entonces la palabra « indio » o « hindú » me obliga a actuar de cierto modo, pero si estoy libre de esa palabra « hindú » con todo su significado nacional, limitado y supersticioso, entonces entenderé al ser humano que está detrás de la palabra, ¿de acuerdo? ¿Estamos de acuerdo? Eso al menos espero.

De modo que ahora estamos usando al lenguaje y no es el lenguaje el que nos utiliza a nosotros, estamos usando al lenguaje sin emoción, un lenguaje flexible, acertado de acuerdo al diccionario, de tal manera que ambos podemos comunicarnos el uno con el otro de forma muy simple y directa, si usamos las palabras objetivamente, palabras que no tengan detrás un fuerte contenido psicológico, ¿podemos hacer esto? Para la mayoría, esto es extraordinariamente difícil, porque nos hemos identificado con la palabra y la palabra somos nosotros, soy inglés, soy hindú, ¿es posible despojarnos de esta red del lenguaje que nos controla, que nos moldea, y razonablemente usar palabras simples, claras y, por tanto, usar palabras que no generen reacciones psicológicas? ¿De acuerdo? ¿Podemos empezar haciendo eso? Si podemos hacerlo, entonces, será posible investigar juntos, porque estaremos libres de la palabra que nos controla y utilizaremos las palabras correctamente. Espero que esto esté claro, ¿lo he expresado con claridad? Al menos eso espero.

Entonces conociendo el significado de las palabras sin emoción, sin reacción alguna a la palabra, podremos investigar todo este problema de nuestra forma de vivir, el por qué vivimos de esta manera, por qué cada día de nuestra vida es conflictivo, violento, egoísta, estrecho, limitado, ansioso, temeroso, incierto, este desorden en el que vivimos. Así nos retamos a nosotros mismos a descubrir por qué vivimos de esta manera, por qué somos mecánicos en nuestras relaciones, en nuestra manera de pensar, por qué toleramos cualquier forma de violencia, tanto en nosotros como externamente, por qué a pesar que el hombre ha vivido durante miles, miles y miles de años, sigue viviendo con dolor, sin amor, temeroso, desdichado y por completo falto de inteligencia.

Así que juntos vamos a empezar a investigar empleando palabras libres de emoción, sin reacción alguna, vamos a averiguar por qué nos hemos vuelto tan intelectuales y éticamente mecánicos, ¿No es cierto? Sólo nos basamos en hechos, no en conclusiones y no es una conclusión decir que somos mecánicos, que estamos atrapados en una rutina, ya sea en la oficina o cuando regresan a casa después del trabajo, siguen exactamente el mismo proceso repetitivo en sus acciones diarias, sexualmente o éticamente. Algunos de nosotros nos damos cuenta de eso y tratamos de escapar siendo revolucionarios, revolucionarios físicos o ideológicos, pero las revoluciones físicas no producen nada, lo cual es obvio, a pesar de los terroristas. Psicológicamente, internamente, dentro de la piel, por decirlo así, ¿porqué nos hemos vuelto mecánicos? Por la palabra « mecánico » quiero decir una acción basada en el placer, basada en el temor, basada en la autoridad, basada en cierto patrón de pensamiento, una acción para evadirnos, parta eludir, escapar y nunca enfrentar el hecho de lo que somos. Estas no son conclusiones, son hechos obvios diarios y, de nuevo, por favor, se están escuchando a sí mismos, aunque el orador lo esté expresando, poniéndolo en palabras, aunque el orador no estuviera presente, se están escuchando a sí mismos, averiguando, cuestionando por qué vivimos esta existencia mecánica. Posiblemente dejen atrás un conjunto de ideologías cristianas, comunistas y se asocien a otro conjunto de ideologías, pueden que dejen de ser católicos y se vuelvan protestantes o hindúes, o si están más avanzados entren en el budismo zen, o bien si aún están más avanzados, ¡se pierdan en los líos de Krishnamurti! (risas)

Es todo tan Entienden el por qué nunca se exigen hacer lo correcto, siempre dependen de alguien, de gurús, de esta persona o aquella otra. Así pues, cuál es la acción correcta en un mundo que se desintegra, que día a día asusta más, donde existen tantas divisiones de creencias, de dogmas, de nacionalidades etc., etc., religiosas y cualquier otra forma de división, ¿cuál es la acción correcta para cada uno de nosotros en nuestra vida diaria con nuestras ocupaciones, etcétera, cuál es la acción correcta, cuál es la forma correcta de vivir? Si se retan a sí mismos y espero que lo estén haciendo ahora, ¿qué van a hacer?

De modo que tenemos que investigar, ¿qué es acción? ¿No es así? Qué queremos decir con la palabra « acción », estén casadoso o no lo estén, estén en la oficina, sean gente adinerada e independientes, etc., etc., Cuál es la acción correcta en mi vida para afrontar todo esto, no de acuerdo con algún patrón, es obvio que esa no es una acción correcta, ni basándose en ciertas ideologías, eso tampoco es una acción correcta porque esas ideologías son proyectadas por el pensamiento, un pensamiento astuto, engañoso. Y la acción basada en cierta autoridad, ya sea religiosa, política o su propia autoridad particular basada en su propia experiencia o conocimiento, esa tampoco es una acción correcta. Por favor, entiendan todo esto porque si basan su acción en su propia experiencia, entonces al ser su experiencia muy limitada estarán constantemente exigiendo experiencias más y más grandes, lo cual producirá mayor sensación y no experiencia. La palabra « experiencia » quiere decir ir a través de, terminar con algo, y la acción basada en una conclusión del pasado, no importa si fue acertada o valiosa, aún así pertenece al pasado y, en consecuencia, sigue siendo limitada en términos de tiempo. O si sus acciones están basadas en una conclusión futura, en una ideología o ideal futuro, eso de nuevo no es una acción correcta, porque al proyectar el ideal de lo que debería ser, lo que su país debería ser, lo que su grupo debería ser y el actuar en base a lo que debería ser, no están, por tanto, realmente actuando. Actuar significa hacer algo ahora independientemente del pasado o del futuro.

Esto es realmente muy fascinante y tremendamente interesante, si me permiten usar estas palabras aunque no sean las correctas, porque eso no impide por el momento averiguar por uno mismo, ¿existe una acción por completo libre del tiempo? ¿Comprenden? El tiempo es el pasado con todos mis recuerdos, mi conocimiento, mi experiencia, almacenados en el cerebro como memoria y al actuar de acuerdo con esa memoria, que es el pasado manifestándose en el presente, o el pasado que tiene tantas experiencias, tantos fracasos, ansiedades, miedos, sufrimientos, proyecta algo en el futuro como ideología, lo que debería ser, lo feliz que sería, y actúa de acuerdo con eso, lo cual de nuevo no es acción, ¿de acuerdo? Como mínimo, juntos debemos entenderlo intelectualmente, porque si lo entienden intelectualmente después podrán profundizarlo más, pero por lo menos podemos entendernos en ese nivel aunque sea muy limitado.

Ahora bien, ¿existe una acción en la vida diaria, en nuestra relación diaria con los demás, íntima o no, sexual o no, existe una acción que pueda ser holística, completa, que no dependa del tiempo, del entorno o de las circunstancias? Este es el reto que planteamos, ¿existe una acción semejante? Nosotros sólo conocemos la acción basada en el pasado o en el futuro, no conocemos ninguna otra acción y aceptamos dicha acción porque es mucho más conveniente, más cómoda, es más fácil aceptar dicha acción. Así pues, planteamos el reto de averiguar si es posible vivir una vida de acción correcta que no dependa del entorno, de las circunstancias ni del pasado o del futuro, ¿entienden? Eso es algo muy difícil de descubrir, si quieren descubrir dicha acción, si existe una acción como esa, de inmediato el pensamiento empieza a funcionar, el pensamiento dice, « ¿existe una acción como esa, debo averiguarlo? » Pero el pensamiento es el pasado, ¿no es verdad?, el pensamiento es el resultado de la memoria, es el resultado de su experiencia, es conocimiento acumulado y de ahí surge la memoria, y, de esa reacción, de esa memoria surge el pensamiento. Eso es simple, muy simple si lo investigan, no es complicado. Por tanto, cuando hay un reto que dice, cuando hay una acción que no depende del pasado, del futuro, del entorno o de las circunstancias, de inmediato el pensamiento empieza a funcionar, ¿de acuerdo? Esto es lo que hacen, el pensamiento dice, « debo encontrar esa acción », y como el pensamiento no puede encontrarla, dicen que es imposible. ¿Están entendiendo todo esto? ¿Lo estamos viendo juntos o estoy hablando solo? Eso lo puedo hacer en mi dormitorio, pero no, sea como sea, sin embargo

Decíamos que la acción basada en el pensamiento es limitada, porque el pensamiento en sí mismo es una parte, un fragmento limitado que está basado en el conocimiento, y el conocimiento, no importa todo lo que puedan acumular, no importa los muchos hechos que puedan acumular ampliando el conocimiento más y más, ampliándolo constantemente, sigue siendo limitado. Eso nuevamente es obvio, tal vez no para la gente que aboga por el progreso del hombre a través del conocimiento, porque esa es su particular conclusión. Pero cuando uno ve realmente en la vida diaria como el conocimiento es tan increíblemente limitado, puede que tengan conocimiento tecnológico, deben tenerlo, y a ese conocimiento añadirle más, ampliándolo constantemente, ¿pero no actuamos desde esa acumulación psicológica de conocimientos? ¿Lo entienden? Estamos Muy bien.

Uno ha acumulado conocimiento, psicológicamente, me han lastimado muchos años atrás cuando era un niño o niña, y esa herida se ha convertido en mi conocimiento, está dentro de mi piel y actúo ..de acuerdo con ese conocimiento, el cual es una resistencia, me aíslo para así evitar que me lastimen otra vez. De esa manera hay una constante división entre los demás y yo, para prevenir nuevas heridas. De nuevo, este es un hecho común. Así pues, actúo de acuerdo con ese conocimiento, puedo ver la irracionalidad de eso, puedo ir a los psicólogos, puedo hacer muchas cosas al respecto, pero la herida sigue ahí y esa herida está presente todo el tiempo, por tanto, actúo de acuerdo con un incidente pasado, no importa si ese incidente pasado es placentero o doloroso, sigue siendo un incidente pasado, el cual es mi conocimiento. Tuve una tarde agradable -eso se convierte en conocimiento- y mañana tendré un día maravilloso, y así sucesivamente, ¿entienden?, todo este proceso se basa en la acumulación de experiencias, el deseo y el placer.

¿Hay pues una acción que sea por completo independiente de todo esto? ¿Entienden mi pregunta? Para investigarlo, el modus operandis del pensamiento debe comprenderse porque no pueden dejar de pensar, si lo fuerzan, como lo hace mucha gente con la meditación, lo cual no es meditación, tratando de controlar al pensamiento, moldeando el pensamiento, entonces se dividen a sí mimos entre el pensador que es superior y el pensamiento inferior, de modo que el superior trata de controlar al inferior, ya saben esto. Así pues, ¿hay una manera de actuar que esté totalmente separada de todo esto? Ese es un reto, yo les estoy retando y ustedes me están retando, juntos estamos con el reto, cuestionando.

Quizá, si cuestionan lo bastante profundo, con firmeza y con todo su ser, encontrarán una respuesta, que es, se lo voy a decir, pero estamos discutiendo esto juntos, estamos compartiendo, por tanto, yo no les estoy diciendo, ni ustedes están aceptando, porque entonces se vuelve fútil, sería lo mismo que ir a cualquier gurú, mientras que si pueden descubrir por sí mismos, entonces serán libres, ¿comprenden? Han entendido el significado completo de la acción, su profundidad y belleza. Lo que decimos, el orador dice, hay una clase de acción libre de todo pasado o futuro, libre del entorno, de las circunstancias, consiste en tener una percepción directa del movimiento total del pensamiento, como se expresa en el entorno, en las circunstancias, en el pasado y el futuro, tener una percepción directa de la acción. Es decir, la percepción no es una respuesta de la memoria, ¿entienden? ¿Nunca les ha sucedido que de repente dicen, « lo entendí? Sin palabras, sin gestos, sin condiciones, sin pasado, de repente lo sienten, ¡al fin lo entendí! Eso es irrevocable, es la verdad última, no pueden decir, « lo entendí pero al día siguiente lo he perdido ».

De modo que juntos vamos a ver el significado de esta palabra « percepción ». Percibir algo directamente no es personal, no se basa en alguna conclusión ideológica, recuerdos o memorias, uno debe liberarse de eso para tener una percepción instantánea, uno debe liberarse del conocimiento para tener una percepción inmediata. Esto no es algo extravagante, exótico o emocional, sino una realidad. Si alguna vez han tenido esta clase de comprensión inmediata y, en consecuencia, acción inmediata, esa comprensión inmediata exige actuar al instante, sin tiempo, ¿no sucede así? Es obvio que sucede, pero entonces el pensamiento dice, « he tenido esa percepción, he sentido esa extraña percepción profunda y, en consecuencia, he actuado de inmediato, pero desearía que continuara todo el tiempo », ¿comprenden? Quiero que esa percepción, esa percepción inmediata, esa comprensión inmediata continué, pero cuando dicen que debe continuar, de nuevo empieza todo la actividad del pensamiento. Me pregunto si lo ven. La percepción, la rápida percepción de algo es instantánea y allí mismo termina, no pueden hace que dure, el pensamiento sin embargo exige que continúe, por tanto, eso impide la siguiente percepción. Me pregunto si lo captan.

¿Han entendido algo de todo esto? En muy importante comprenderlo, porque a partir de eso investigaremos algo más, donde se necesita una rápida percepción, de modo que nunca tengan que luchar, nunca tengan un conflicto, porque actuar desde la percepción es una verdad irrevocable, no es una intuición, no se distraigan, estamos usando esa palabra con cuidado. La gente tiene intuiciones, lo que significa deseos, proyectar y ya conocen todo ese feo asunto. Eso es percepción, una percepción instantánea y una acción no personal, por tanto completa, holística, pero nuestras acciones nunca son completas, hacemos algo nos arrepentimos, « desearía no haberlo hecho », o hemos hecho algo que nos da placer y queremos que se repita esa acción. Si bien la percepción es muy simple, para tener esa percepción directa de las cosas, uno debe tener una mente rápida, no una mente embotada, no una mente temerosa, ni una mente donde el pensamiento dice, « ¿qué sucederá si lo hago?, a lo mejor me arrepentiré, puedo equivocarme, puedo ocasionar daño a otros y a mí mismo », en consecuencia, la acción nunca es total, completa, entera. Mientras que si la acción nace de la percepción, de la percepción inmediata, no hay remordimientos porque es real, es la única acción.

Ahora bien, teniendo eso en cuenta, aunque sea intelectualmente, ¿tienen una percepción instantánea, completa, de la naturaleza y estructura de la autoridad? La autoridad de los libros, de los profesores, autoridad de los científicos, de los sacerdotes religiosos, etc., etc., o de su propia experiencia que se ha convertido en su autoridad. Si tienen una percepción inmediata de eso, entonces están por completo libres de toda autoridad, no tendrán que luchar diciendo, « acepto esta autoridad, no acepto esa otra, la autoridad de mi gurú es maravillosa, pero rechazo la autoridad de los sacerdotes », todos ellos son exactamente lo mismo.

Así, al discutir, al ser retados y cuestionarnos unos a otros, ¿están libres de la autoridad? Existe la autoridad del policía, la autoridad de la ley, la autoridad del cirujano que seguramente tiene su razón de ser, pero, ¿existe la autoridad psicológica de una creencia, un dogma, una conclusión, una ideología, la comunista, la socialista o cualquier autoridad religiosa, interna? Si la tienen, nunca sabrán cuál es la acción correcta, es obvio, ¿no?

Así pues, al inquirir paso a paso ¿están realmente, si puedo preguntarlo con todo respeto, libres de autoridad, incluyendo la autoridad de esta persona sentada en ese momento en la tarima? Si no están libres, descubran por qué aceptan la autoridad en lo interno. Sin duda, cierta autoridad es necesaria ¿es obvio?, no pueden conducir por la derecha en Inglaterra, tendrían accidentes, si no aceptan la autoridad de ciertas leyes del Estado, serán castigados, etc., la autoridad tiene su lugar, pero en lo interno, en lo profundo, no es necesaria ninguna autoridad.

De modo que podemos continuar investigando por qué los seres humanos viven en ese estado de miedo constante, ¿no es así? ¿Vamos a investigarlo? ¿Por qué como ser humano, que represento a toda la humanidad, ¿no es cierto?, me pregunto si se dan cuenta de que ustedes como seres humanos representan toda la mente humana, porque sufren, no están seguros, están atrapados en ciertas creencias o condicionados como británicos, franceses, alemanes, esto o aquello, y creen en Jesús, en Cristo, y otros no cree en eso pero es hindú, o musulmán, ¿entienden? ¿Son conscientes de que en sus relaciones, en sus actividades diarias hay una sensación de gran miedo? ¿No es verdad? ¿Son conscientes de esto? Si uno lo es, entonces tener un, miren, si tienen miedo, la respuesta natural, prefiero no llamarla « natural », la respuesta irracional es cultivar el valor, lo que quiera que eso signifique, o escapar del miedo, o sino racionalizarlo, « por qué no debería tener miedo, es algo natural », etc., etc. O bien uno se identifica con su temor, uno y el temor son lo mismo, uno no está separado del temor, y ese temor que es uno mismo se identifica con algo más grande, en esa entrega a lo más grande uno dice que ya no tiene miedo. Hemos jugado este tipo de juegos durante siglos y todavía tenemos miedo, después de un millón de años cada ser humano en todo el mundo sigue teniendo cierto miedo. Ahora bien, tener una percepción instantánea de esto y, por tanto, estar totalmente libre de temor, ¿es eso posible? Porque el miedo es la cosa más terrible, hace que uno, ya conocen todo eso y las consecuencias del miedo, neurosis de todo tipo, escape hacia distintas formas de entretenimiento religioso o cualquier otro, racionalizando y aceptando el miedo como parte de la existencia diaria,

pero nosotros preguntamos, ¿es posible tener una percepción de toda la naturaleza y estructura del miedo.. y liberarse de ella? ¿No quieren saber si pueden liberarse del miedo o lo aceptan como aceptan tantas cosas, como parte de la vida? Si no lo aceptan como parte de la vida, entonces, ¿cuál es la naturaleza del miedo? ¿Cuál es la raíz del miedo? ¿Cuál es la esencia, la estructura, todo el movimiento del miedo? No sólo el miedo a su esposa, su esposo, chica, sino miedo en su totalidad, no una forma particular de miedo. ¿No quieren averiguarlo? En el sentido de, ¿no quieren poner su mente, su pensar, su ser, toda su energía para averiguar si es posible erradicar totalmente el miedo? El miedo tiene muchas formas y uno de los principales factores del miedo es el apego, el apego a una persona, apego a un ideal, a una creencia, apego a un mueble, ya saben lo que es el apego. Pero donde hay apego inevitablemente hay miedo de perderlo y ¿es posible vivir sin aislarse, sin apegos? ¿Entienden mi pregunta? ¿Es posible para un ser humano que ha vivido diez mil años o más, que ha vivido siempre con miedo como parte de su vida, desde el hombre de las cavernas hasta hoy, es posible descondicionarse del miedo? Como dijimos, uno de los factores del miedo es el apego y hay que averiguar si uno está apegado, no evadirlo, descubrir si uno está apegado a algo, a su gurú, a su conocimiento, a sus muebles, a sus amigos, a su esposa, su chica, chico o lo que sea, apegado a su país, porque donde hay apego hay celos, hay posesividad, existe un sentido de identificación de uno con algo, y cuando existe ese apego, esa identificación, siempre hay inseguridad. Estos son hechos, ¿no es así? ¿No?

Bien, ¿pueden liberarse de los apegos, no mañana o cuando estén en su lecho de muerte? Frente a la muerte, ¡por supuesto, es muy sencillo desapegarse! (risas) Con la muerte no se puede discutir, pero ahora, al vivir la vida diaria, liberarse de cualquier apego, sin aislarse, lo cual de nuevo genera miedo. Claro que puedo desapegarme de esto y del resto de cosas, pero de repente siento que estoy solo, tengo una sensación de vacuidad, y como me asusta esa vacuidad, de nuevo empiezo a apegarme, no a una persona, sino a un gran ideal. Todo eso, en cualquiera de sus distintas formas de apego, genera miedo. Un hombre o mujer que de verdad investiga, persiste, se cuestiona a sí mismo para ver si es posible estar libre del miedo, debe tener una rápida percepción de toda la naturaleza del apego. ¿Han tenido, mientras hablamos y exploramos juntos, han experimentado esta sensación, esta percepción, esta percepción inmediata de toda la naturaleza del apego y su estructura con todo lo que implica, verlo instantáneamente? Si lo han visto completamente, en su totalidad, se termina. Esto no significa que se vuelven insensibles, esto no significa que se aíslen, todo lo contrario, serán seres humanos libres, a quienes el miedo no les paraliza, ¿de acuerdo? Este es sólo un aspecto del miedo, tal vez, el aspecto más profundo del miedo es perder lo que uno tiene, aunque en realidad no tienen nada, pero eso es irrelevante.

Así pues, ¿cuál es la raíz de todo el miedo? Como saben, la mayoría de nosotros tenemos tendencia a podar las ramas del miedo, ¿verdad? Me asusta esto, por tanto me deshago de ello o acudo a alguien que me ayudará a liberarme del miedo, de ese aspecto concreto del miedo, ya sea el psicólogo, el sacerdote, el analista, el gurú más reciente y todo este negocio. Pero a nosotros no nos interesa podar el árbol del miedo, sino descubrir la raíz del miedo, para que al ver la raíz haya una profunda comprensión de esa raíz, porque entonces, si tienen esa comprensión, lo cual es una percepción interna, el miedo desaparece por completo y dejan de estar atemorizados psicológicamente. Lo físico es un asunto diferente, físicamente uno debe ser cuidadoso, debe ser racional, sensato, a menos que uno sea realmente neurótico, lo cual es un asunto diferente. Es decir, físicamente uno debe tener cuidado con el peligro, como lo tendría con un precipicio, como lo tendría con un animal peligroso, pero, quizá, los seres humanos se están volviendo más peligrosos que cualquier animal. De manera que uno debe tener cuidado con los seres humanos, los terroristas, los políticos, ¿hay algún político aquí? (risas) Y tener mucho cuidado con los gurús, (risas) etc., etc.

Así que uno debe estar atento al peligro, el físico, pero ¿cuál es la raíz del miedo psicológico? Por favor, acepten el reto, pregúntense a sí mismos, no acepten mi reto, pregúntese cuál es la raíz de todo esto, no digan, « no lo sé », olvidándose o sacando alguna conclusión, si lo hacen, eso impedirá descubrir la raíz, pero si dicen, « en realidad no sé cuál es la raíz del miedo », de modo que empezaré con humildad, entonces dirán, « en realidad no lo sé pero voy a descubrirlo ». O sea, si empiezan con arrogancia y dicen, « lo puedo resolver, ya lo sé, tengo todos los datos sobre el miedo », entonces empezarán con una conclusión, con una sensación de esperanza. Eso no significa que deban estar desesperados para indagar, pero si en lo profundo están realmente interesados en la naturaleza y la estructura del miedo, en su sentido profundo, preguntarán, ¿cuál es la raíz del miedo? Aquellos de ustedes que han leído o escuchado antes al orador no digan, « sí, yo lo sé », lo cual es un truco barato, porque si bien han escuchado a alguien decir eso y aunque eso puede ser verdad, no es suya, no es su verdad, es de algún otro. De hecho, la verdad no es suya ni mía, pero si aceptan la declaración hecha por alguien, como esta persona, y dicen, « sí, ya he escuchado eso antes pero no me he liberado de mi miedo », entonces dependerán del lenguaje, ¿entienden? Dependerán del lenguaje, el lenguaje les utilizará, pero si están libres de lo que anteriormente han escuchado, si mientras están sentados aquí realmente se interesan en averiguar.. cuál es la esencia, la raíz, la base de todos los miedos, entonces al no saber lo abordarán de nuevo, lo harán con cierto sentido de curiosidad, pero si traen una conclusión establecida, no tendrán ninguna posibilidad de comprender la raíz.

De modo que juntos, de nuevo, vamos a averiguar cuál es la raíz de toda esa naturaleza y estructura del miedo. Cuando quieren averiguar, si tienen un motivo, es decir, « debo estar libre del miedo », lo cual es un motivo, entonces ese motivo orienta la investigación en una dirección, por tanto, ese motivo que orienta la dirección, impide indagar. Es sencillo, ¿verdad? Si tengo un motivo para indagar el miedo porque quiero deshacerme del miedo, entonces ya he tomado una dirección, ¿no es así? Porque mi deseo es deshacerme del miedo, no es comprender la naturaleza, la estructura, la profundidad del miedo, sólo quiero deshacerme de la palabra « miedo », por eso la palabra « miedo » nos arrastra, ¿entienden? Mientras que si lo examinan, si están libres de la palabra y dicen, « ¿qué es este miedo con el que he vivido tanto tiempo? » ¿Qué es? ¿Es tiempo? Tiempo como el ayer, el hoy y el mañana, como la puesta de sol y el amanecer, o sea, ¿es el miedo el resultado del tiempo? Algo sucedió que les hizo sentir miedo, hace un año o ayer, y el miedo de aquel incidente sigue, el recuerdo de aquello que sucedió lo llaman miedo, ¿están siguiendo? El recuerdo de aquel incidente que sucedió hace un año o ayer, ha dejado cierta reminiscencia y esa reminiscencia dice que hay miedo, ¿de acuerdo? Así llamamos miedo al recuerdo de esa palabra, eso es el miedo, pero intentamos averiguar, una vez libres de la palabra, la esencia de este miedo, ¿entienden todo esto? ¿Se está volviendo esto muy tedioso? ¡Qué pena!

¿Cuál es la raíz del miedo? Me lo pregunto a mí mismo porque soy una persona muy seria, tengo mucha energía y debo averiguarlo, no quiero vivir con miedo, es demasiado absurdo, demasiado ilógico, irracional. ¿Cuál es la esencia del miedo? ¿Es tiempo? Parte del miedo es tiempo y también, ¿es el pensamiento quién crea el miedo? ¿Lo entienden?

O sea, tiempo-pensamiento. Más o menos he entendido la naturaleza del tiempo, del tiempo externo, tiempo interno, psicológico, « seré », « no soy », « seré o debería ser », mientras tanto no lo soy. El « deber ser », es el movimiento del tiempo, ¿no es verdad? Me pregunto si están, esto es importante, ¿están entendiendo todo esto?

Es una bonita mañana y espero que también la estén disfrutando, espero que estén disfrutando de esta indagación, como lo harían sentados en el césped contemplando los árboles, las nubes y la cálida luz del sol.

Así pues, ¿qué es el pensamiento? He comprendido la naturaleza del tiempo, ahora quiero comprender si el culpable del miedo es el pensamiento, no lo sé pero voy a averiguarlo. Si el pensamiento es el responsable, debo comprender toda la estructura del pensamiento, ¿qué es el pensamiento? El pensamiento es la respuesta de la memoria, ¿verdad? Es obvio. Si no tuvieran memoria no pensarían, pero el pensamiento se ha vuelto muy importante para nosotros, empleamos el pensamiento para todo lo que hacemos. Pero ¿es el amor un recuerdo, un pensamiento? No estoy hablando de amor sexual, de la sensación, de amor sensual, ni siquiera llamaría a eso amor, es una sensación. ¿Es el amor sensación? ¿Es el amor un recuerdo? ¿Y es el pensamiento amor? Lo entienden, estoy preguntando todo esto. ¿Cuál es la naturaleza del pensamiento? Muy simple, se basa en la acumulación de conocimientos reunidos a través de experiencias de miles de años, del vivir y que están almacenados en el cerebro; no soy especialista del cerebro, pueden observar por sí mismos como el cerebro y la memoria reaccionan ante un reto.

Ahora bien, estoy cuestionando, ¿qué es el pensamiento? Y respondo, « es memoria, obviamente ». Por tanto, ¿es la memoria responsable del miedo? El año pasado me lastimaron físicamente, lo recuerdo y temo que de nuevo se repita esa aflicción, ese dolor o lo que sea. Es decir, el pensamiento basado en la dolorosa experiencia del año pasado, de ayer, al recordarla siente temor de que se repita nuevamente. Todas nuestras acciones y existencia están basadas en el pensamiento, no sé si son conscientes de este extraordinario hecho, todo lo que hacemos está basado en el pensamiento, no hay espontaneidad, ser espontáneo es vivir de forma muy diferente. Para tener esa espontaneidad, uno debe comprender la naturaleza del pensamiento que ha condicionado nuestro cerebro, toda nuestra perspectiva mental, nuestra actividad. Cuando hay comprensión, una percepción inmediata, entonces existe la espontaneidad, hay libertad, pero eso es un asunto muy diferente.

Así que peguntamos, veo que el tiempo es en parte responsable, el pensamiento también es responsable, ¿es el tiempo pensamiento o el pensamiento es tiempo? ¿Comprenden? El tiempo y el pensamiento no están separados, sólo existe el pensamiento que crea el tiempo psicológico, ¿de acuerdo? Por tanto, al haber investigado la profundidad de eso, al haberlo entendido, no verbal o intelectualmente, sino al haber visto por uno mismo la naturaleza del pensamiento, entonces uno ve que el pensamiento es responsable del miedo, de modo que uno dice, « ¿cómo puedo detener el pensamiento? », lo cual es una pregunta de lo más absurda. Como saben, eso es parte del truco que han empleado los gurús, que es, mediten, traten de controlar y detener al pensamiento. ¿Han tratado alguna vez de detener al pensamiento? Si lo hacen descubrirán que la persona que dice « debo detener el pensamiento », la entidad que dice eso, es también parte del pensamiento, está engañándose a sí misma.

Pero si uno ve que el tiempo es pensamiento, es movimiento, movimiento de ayer, hoy, mañana, y también que el pensamiento es un movimiento, un movimiento basado en recuerdos y experiencias pasadas, en conocimiento pasado, el conocimiento siempre es el pasado, entonces el pensamiento es realmente el responsable del miedo, ¿comprenden? Ahora bien, ¿es la palabra « miedo », el miedo? ¿Entienden esto? ¿Es la palabra « miedo », el miedo real o la palabra no es la cosa? ¿Se están cansando? ¿Entienden mi pregunta? ¿Es la palabra diferente de la cosa o es la palabra la que crea la cosa, el miedo? Si es así, la palabra nos arrastra y la palabra es la que crea el miedo, ¿o existe el miedo independiente de la palabra, es decir, la palabra no es la cosa? ¿Lo captan? ¿Lo entienden? De modo que, ¿han separado la palabra de la cosa? ¿Siguen? La carpa, el entoldado, la palabra no es eso, ¿verdad? O sea, cuando observan la carpa, ¿pueden separar la palabra de la cosa? ¿Entienden mi pregunta? De igual manera, ¿han separado la palabra de la reacción que llaman miedo? Lo cual significa, ¿son conscientes que están atrapados en una red de palabras, y, por eso, las palabras les dominan? Es decir, ¿pueden mirar la cosa sin la palabra, lo cual significa mirar sin nombrar, porque sino se convierte en una palabra? ¡Me pregunto si entienden todo esto! Miren, esto requiere mucho cuidado, mucha atención, deben observarlo, no sólo aceptarlo diciendo, « sí, puedo separar la palabra, esto y aquello », -juguetear- sino realmente ver que están atrapados, que observan a través de una palabra y, por eso, la palabra se vuelve tan importante. Así que, al darse cuenta de eso dicen, « muy bien, separaré la palabra, la eliminaré, veré la cosa por sí misma sin que la palabra interfiera con eso, sin la palabra con todo su contenido, sus connotaciones, entonces miraré la cosa », ¿entienden? Estoy gastando mucha energía, espero que ustedes también.

Por tanto, ¿pueden mirar el miedo, la palabra, la verdadera sensación sin la palabra? ¿O es la palabra la que crea la sensación? La palabra miedo es la que crea el miedo, ¿comprenden? Uno puede ver la carpa, ver la palabra y el hecho, ver la carpa como algo diferente, puedo hacer esa separación y decir, « sí, puedo verla sin la palabra, puedo ver sus líneas, ver los postes sin la palabra », pero hacerlo psicológicamente es mucho más, uno tiene que estar extraordinariamente atento, estar realmente atento al significado de la palabra y de la cosa. Ahora bien, si lo están, entonces esa cosa que están viendo sin la palabra, ¿es miedo? ¿Entienden lo que estoy tratando de decir? Esa reacción que llaman miedo, si no la nombran, ¿es eso miedo, hay miedo? Hemos llegado hasta aquí después de investigarlo, de comprender el tiempo y el pensamiento. El pensamiento es tiempo porque ambos son movimiento, el tiempo es movimiento, el pensamiento es movimiento, no son dos cosas separadas, el pensamiento crea el tiempo psicológico,

por tanto, el pensamiento ha creado la palabra. El hombre primitivo, el mono, el aborigen, el primate dijo, « tengo miedo », y el miedo se transmitió, directamente a nosotros, ¿entienden? Y ahora decimos, separemos las dos, la palabra y la sensación, observen esa reacción, observen la reacción sin la palabra. De modo que cuando observan la reacción, ¿es el observador diferente de la reacción? ¿Lo entienden? ¿O ambos son lo mismo, el observador y lo observado, la reacción es el observador? ¿De acuerdo?

Veo que algunos no lo entienden. Si me he enojado, ¿es el enojo diferente de uno? Uno sólo es consciente de ese enojo en el momento que sucede, no estoy enojado, pero un segundo o minutos más tarde digo, « estaba furioso ». Me he separado de aquello que llamo enojo y, por tanto, hay división. Del mismo modo, (risas) ¿es la reacción que llamo miedo diferente de mí? Es obvio que no. Uno y esa reacción es lo mismo. Cuando uno se dan cuenta de eso, deja de forcejear, uno es eso, ¿no es cierto? Me pregunto si lo ven. En ese momento sucede una acción por completo diferente, que es, antes uno actuaba de forma positiva respecto al miedo, diciendo, « no debo tener miedo, lo negaré, lo controlaré, debo hacer esto o aquello acerca de eso, iré a ver un psicólogo », ya saben, todo eso. Ahora, cuando me doy cuenta, cuando está el hecho – no darse cuenta- cuando se ve el hecho de que uno es la reacción, no hay separación de esa reacción, por eso, uno no puede hacer nada, ¿verdad? Me pregunto si lo captan, uno no puede hacer nada, por tanto, la negación, una negativa, la observación no-positiva, es el fin del miedo, ¿no es así?

¿Qué hora es?

Questioner: Es la una en punto.

Krishnamurti: Perdónenme por tomar una hora y media, no me di cuenta. Espero que no estén aburridos y no estén entumecidos por estar sentados en la misma posición.

Questioner: No se preocupe, lo hemos disfrutado. (risas)

Krishnamurti: Bien. No reuniremos de nuevo mañana.

Questioner: Gracias. (aplausos)

Krishnamurti: Por favor, no aplaudan, no vale la pena.

Primera Conferencias públicas, Brockwood Park, 1978

Sábado 26 Agosto 1978

© 2016 Copyright by Krishnamurti Foundations

Sauf mention contraire, le contenu de ce site est mis à disposition
selon les termes de la Licence CC BY-SA 4.0
Web Statistics